Sobre la sal y el agua del mar

¿Por qué es salada el agua del mar?

Si alguna vez te has preguntado por qué el agua marina es salada, pero la de lluvia no, es porque el agua, después de caer como lluvia del cielo, forma arroyos y ríos que transportan minúsculas partículas de sales que recogen de las rocas y tierra que tocan, y las llevan al mar.

Es por esto también que mientras más se acerca un río al océano, más salado es.

¿Por qué no podemos beber agua de mar?

No podemos beber el agua de mar por la misma razón: porque es salada. Nuestros cuerpos están preparados para tomar el agua que bebemos y transportarla a nuestras células; pero nuestros cuerpos por lo general necesitan agua para deshacerse de las sales que ingerimos en exceso. Así, si bebemos agua de mar, forzaremos a nuestros cuerpos a utilizar la misma agua que ingerimos y más para deshacerse del exceso de sal que bebimos con ella. Esto, a la no-tan-larga, lamentablemente nos mataría de deshidratación.

¿Por qué el agua del mar no mata a los peces entonces?

Nadie está totalmente seguro de por qué es esto, pero el punto es que el agua marina no se vuelve cada día más y más salada. Algo en el océano mantiene los niveles de salinidad estables, y la vida en ellos. Los científicos sospechan de una un reacción química entre la luz solar y alguna bacteria, pero no ha podido ser demostrado todavía.


Naturaleza