En pos de tu propia web

Hoy por hoy, los medios de comunicación son amplios y estamos más conectados los unos con los otros. Personas y organizaciones buscan una presencia en la Internet para ayudarse a alcanzar sus metas. No obstante, hay quienes no están seguros de lo que necesitan para tener su propio sitio web o sus costos. Para ellos es este artículo.

Hay tres ingredientes

Si deseas tener tu propia web necesitarás tres cosas: un nombre de dominio, un espacio para albergarlo (donde la gente pueda visitarlo) y tu web en sí. Piensa en ellos como los tres ingredientes de un cóctel.

Un nombre de dominio

Comencemos con el nombre de dominio. Un nombre de dominio (o simplemente, un dominio) es un derecho que adquieres para utilizar una dirección en la Internet, como por ejemplo Heptagrama.com. Si deseas tener tu propia web, necesitarás un nombre de dominio.

Se adquiere un nombre de dominio registrándolo. Es decir, que necesitas contratar el derecho a usarlo de una entidad autorizada, llamada registrador. Hay miles de registradores en todo el mundo y puedes usar el que te plazca. Solo asegúrate de cumplir con sus términos y condiciones, y de pagar el precio acordado al registrador.

¿Cuál sería un precio normal? Bueno, eso depende. Cada registrador tiene derecho a cobrar lo que estime justo o conveniente para finalizar un registro. Por fortuna, en estos tiempos de libre mercado, uno siempre puede comparar precios. Para ello, visita la web de la ICANN y revisa su lista de registradores acreditados. Tras buscar un rato, podrás encontrar uno adecuado para ti y para tu presupuesto.

Si deseas una referencia, un dominio ".com" cuesta alrededor de diez dólares estadounidenses al año. No necesitas pagar demasiado más que eso por un dominio. Eso sí, los dominios deben ser únicos en su nombre y extensión.

Extensiones de dominios

Las últimas letras de un nombre de dominio son conocidas como su extensión. En teoría, todos tienen un significado. En la práctica, se utilizan indistintamente. De todos modos, aquí está la lista para que conozcas su verdadera intención. Podría serte útil:

+ ".aero" y ".travel" son usadas por organizaciones relacionadas con las industrias de la aviación y el turismo, respectivamente
+ ".asia" es usada por organizaciones en Asia o Asia-Pacífico
+ ".com" o ".biz" son reservadas para negocios
+ ".cat" es usada por la comunidad catalana (España)
+ ".coop" es utilizada por cooperativas
+ ".info" es utilizada para webs informativas
+ ".jobs" es utilizada por organizaciones relacionadas con los recursos humanos
+ ".mobi" es usada por quienes desean proporcionar servicios a los usuarios de dispositivos móviles
+ ".museum" está restringida a museos y personas relacionadas
+ ".name" está restringido para personas
+ ".net" es usado por persona que trabajan juntas de una manera colaborativa
+ ".org" es usada principalmente por organizaciones sin fines de lucro
+ ".pro" está dirigida a profesionales calificados
+ ".tel" está dirigida a organizaciones que proveen servicios telefónicos o de Internet
+ ".xxx" está dirigida a organizaciones relacionadas con el entretenimiento para adultos

Las extensiones de nombre de dominio permiten a las personas registrar más dominios que lo que antes era posible.

Debes saber también que esta lista no incluye todos los nombres de dominio disponibles. Cada país tiene además una extensión de nombre de dominio propia también, y son utilizados por organizaciones que desean declarar que que sus sitios web están dirigidas al público de un solo país. ".ni", por ejemplo, es el código de país para Nicaragua.

Sea cual sea el caso, recomiendo siempre registrar tu dominio primero y desarrollar tu web después. De este modo evitas desperdiciar tiempo y dinero desarrollando un sitio web que no vas a poder usar con el nombre de dominio que deseas.

Publicando tu web

Con el nombre de dominio registrado, lo siguiente a realizar es reservar un espacio dónde poder hacerla disponible para el público —algo conocido como publicar o servirla. Para hacerlo, puedes o bien utilizar tu propio computador o bien alquilar un espacio en el servidor de otra persona o compañía para que lo haga por ti. Si tu web es pequeña o está comenzando, recomiendo la segunda opción. Siempre podrás cambiarte después.

El acto de contratar un espacio en el servidor de otra persona se conoce como alojarla. Hay miles de proveedores de servicios de alojamiento (o hosting, en inglés) en toda la Internet; así que es solo cuestión de buscar y comparar precios hasta encontrar el que sea más adecuado para ti. Para ayudarte en tu búsqueda, mantén estas dos cosas en mente:

+ Necesitarás espacio para los archivos de tu sitio web (el almacenamiento); y,
+ Los usuarios necesitarán descargar una copia de cada uno de estos archivos para poder visitar tu sitio (llamado uso de ancho de banda).

Sea que tengas una web grande o pequeña, siempre necesitarás dar a tus visitantes la posibilidad de descargar una copia y ver tu sitio. De esto se deduce que un buen ancho de banda es más importante que grandes capacidades de almacenamiento de servidor.

¿Hay tipos de hosting? Estos días, los servicios de hosting pueden dividirse en tres grandes categorías:

+ Compartidos, que usan una computadora para un grupo de usuarios y sus respectivos sitios web.
+ VPS, que subdividen una computadora en muchas particiones (algo así como cajones) y permiten a cada usuario ser el dueño virtual de cada una de estas secciones.
+ En la nube (cloud), que utilizan una computadora para almacenar el contenido de muchos usuarios, pero varias computadoras para servirlos.

En términos ideales, la opción recomendada sería usar un paquete de alojamiento en la nube. Esto, porque no se depende de una computadora para publicar una web. Si hubiera alguna falla, el sistema automáticamente utilizará una de las otras computadoras disponibles y continuará. No obstante, la mayoría de los usuarios puede vivir tranquilamente con un VPS o incluso un hospedaje compartido. Siempre dependerá de las necesidades de su proyecto.

Algunos servicios de alojamiento permitirán comprar una dirección IP fija para tu sitio. Si puedes costear una, hazlo.

El resto de esta sección cubrirá cómo hacer un sitio web desde cero, pero antes necesitarás enlazar tu nombre de dominio con tu servicio de almacenamiento.


Aprende + Desarrollo web