Usando tu computador más eficientemente

Tomando el control de tu computador

En los viejos tiempos, cuando todo sistema operativo estaba basado en una interfase de línea de comando (CLI, en inglés), éramos los usuarios, gente como tú y como yo, quienes decidíamos el orden en nuestro computador, incluyendo cuáles eran los nombres de los directorios (o carpetas), y qué archivo iba a cada uno de ellos. Conforme la computación avanzó, y los programas (y aplicaciones) se volvieron más complejos incluyendo más archivos, sus fabricantes intentaron facilitarnos las cosas preparando rutinas de instalación que pudieran grabar y configurar los archivos por nosotros.

Ahora nos hemos acostumbrado tanto a estas rutinas que hemos perdido el control de lo que ocurre en nuestras computadoras: algo que, si lo piensas bien, no debería pasar.

Teniendo en cuenta que nuestras computadoras son nuestras, quienes sabemos algo más de cómputo que el promedio, a veces nos quedamos sorprendidos. Nuestras máquinas están llenas de programas que no sabemos qué hacen, y la forma en la que organizamos nuestra información también se ha vuelto caótica. Cierto, las aplicaciones nos sugieren guardar nuestros archivos en las carpetas que éstas crean para nosotros, pero, sinceramente, todos trabajamos mejor cuando hacemos las cosas por nosotros mismos. Por eso, este artículo está hecho para ayudarte a recuperar el control que deberías tener en tu computador.

Antes de continuar, permíteme comentar que este artículo está escrito teniendo presente a la gente que utiliza Windows. Quienes usan Linux o OSX de Apple usualmente tienen menos de estos problemas.

Con qué tenemos que lidiar para recuperar el control de nuestras computadoras

Lo primero que debemos hacer es reorganizar nuestras carpetas. He escrito ya un artículo sobre esto en Heptagrama. Debes saber que, cuando hablamos de tu computador, normalmente lidias con tres tipos de archivos: los que recibes, los que produces y los que te sirven de borrador o fuente para tus otros trabajos. En el resto de ese artículo encontrarás algunas sugerencias para organizar mejor tu computador.

Lo segundo que necesitamos hacer es desinstalar algunas de las aplicaciones que tenemos. Hay docenas de aplicaciones que hacen lo mismo que quieres hacer, y que lo hacen mejor, ocupando menos disco y memoria que los "programas habituales". ¿Cuál es el resultado de cambiarlos? Tu computador correrá más eficientemente, sus discos estarán más vacíos por más tiempo, y también se sentirá más feliz con su computador actual. Si lo piensas bien, esto es no solo algo inteligente porque ahorrará dinero (ya que no necesitará comprar más discos) sino también saludable para el medio ambiente, al desperdiciar menos.

Lo tercero que necesitas hacer es convertir tus archivos de un formato a otro. Esto puede demorar, pero el renovado dominio que tendrás sobre tu máquina hará que valga la pena. Si uno sabe cuáles son sus archivos, dónde están y cómo lidiar con cada uno de ellos, entonces no se perderá tiempo buscando información.

El último paso es desfragmentar los archivos en tu computador. Para esto, utiliza tu aplicación Windows favorita.


Continúa con... Organiza tu información


Conocimiento + Computadores