Secreto

Como extasiando la frescura matutina
Que se derrama amaneciendo entre las olas
El cuerpo frágil se apodera del paisaje
Y el horizonte se suspende en esa imagen

Sobre la arena se ve al cuerpo reclinado
Con la cabeza concentrada en las figuras
Que su índice delinea al descuido
Disimulando no expresar sus sentimientos.

Por más que insistan las gaviotas en sus vuelos
Desentrañar los laberintos de la incógnita
Tan sólo ella llorará sobre lo escrito
Y serán las olas quien resguarden el secreto.

© Nilda Lacabe


Nilda Lacabe escribe desde Argentina, y participó con este poema del primer concurso de poesía de Heptagrama.


Arte y expresión + Poesía