En la Internet con tranquilidad

¿Descargaste un virus mientras navegabas por la Internet? ¿Alguien se metió a tu correo electrónico? Mucho se ha dicho y escrito acerca de los secretos de navegar por la red sin dificultades, aunque no todas esas cosas sean confiables.

La verdad es que lo primero que debes saber sobre el tema es que no hay nada 100% seguro en la red. No importa qué tan preocupado estés o que tan comprometida con la seguridad se encuentre una compañía. No es posible garantizar seguridad absoluta a ningún usuario. ¿Por qué? Simple: Cada vez que alguien desarrolla una nueva manera de hacer las cosas más seguras, alguien más descubre una manera de burlar esa seguridad. Es un cuento de nunca acabar, así que solo nos queda aceptarlo, y tomar nota de estos consejos para mantenernos en terrenos más o menos seguros al navegar:

+ Siempre te conectas a la Internet por algún tipo de conexión telefónica. En la red, esto genera un número, el número IP. El número IP se registra en cada servidor que visitas para facilitar la detección de ataques informáticos y también para hallar a los autores de crímenes varios. Si deseas esconder tu número IP mientras navegas, hay algunos programas en el mercado diseñados para hacerlo. Compra uno y úsalo.

+ Ten cuidado con tu correo electrónico. El correo-e no es un medio seguro para enviar y recibir información. En realidad, enviar un correo-e es igual a enviar una postal: Tú puedes leerlo, el receptor puede leerlo y cada persona con acceso a cada servidor por el que tu mensaje haya viajado puede leerlo. Si deseas proteger tus mensajes, puedes usar correo-e cifrado para colocar tu mensaje en una especie de sobre virtual.

+ Ten cuidado con las páginas que visitas. Las empresas honestas no te ofrecen ninguna amenaza ni trampa cuando navegas por el ciberespacio. Sin embargo, algunas otras incluyen una secuencia automática de instrucciones en sus códigos que instalarán programas espía o virus a tu máquina sin que tú te enteres. Coincidentemente, estas páginas usualmente ofrecen información dudosa o captan visitantes con mensajes engañosos en las salas de conversación (chat) o los mensajes de correo-e.

+ Ten cuidado con el software que descargas y lee los contratos de licencia antes de instalarlos. Algunas empresas te instalarán software de terceros junto con su instalación porque ellos tienen un acuerdo previo con aquella otra empresa. solo si lees bien los contratos, lo sabrás y decidirás.

+ Usa claves complejas para cada servicio de Internet al que te suscribas. Olvida la idea de usar tu nombre, el nombre de tu esposo o cualquier otra combinación sencilla de adivinar porque, si alguien desea adivinarla, lo hará. Al crear o cambiar tu clave, piensa como un espía, no como un niño. Así evitarás algo llamado robo de identidad.

+ Mantén tu antivirus actualizado, especialmente si tu computador es tu almacén principal de información. Se crean cientos de virus nuevos cada semana, por eso no puedes jugar con el tema.

+ Finalmente, olvida el uso de programas para compartir archivos de computador a computador. Sí es cierto que estos permiten las mayores invasiones de virus a tu sistema.

Para la mayoría de usuarios, estos consejos son normalmente suficientes. Si deseas alguna información adicional, escríbenos y veremos la manera de ayudarte un poco más.


Conocimiento + Computadores