Lidiando con tu tristeza

¿Te sientes triste? Bueno, quizá sea tiempo de renovarte un poco.

La tristeza no es un sentimiento agradable. Cuando estás triste, te aíslas, te quedas pensando en lo que te puso triste una y otra vez y, no importa cuánto trates de callar el tema en tu mente, parece que no quisiera irse de ahí.

¿Cómo vencer la tristeza?

Es malo estar triste por mucho tiempo. ¿Cómo vencerla? Bien, una de las mejores maneras de vencer la tristeza es tratando de entender cómo funciona. ¿Listo?

A decir verdad, la tristeza funciona como la cólera. Es muy sencillo: Una persona se molesta cuando averigua que alguien no está actuando de la manera en la que uno hubiera actuado en una situación semejante. Uno entristece cuando averigua que alguien no hizo algo de la forma que uno hubiera esperado. Es solo otra manera de reaccionar ante algo.

Dicho esto, el primer consejo para vencer la tristeza es este: Deja de ser tan egocéntrico y acepta que no todos van a actuar de la manera en que hubieras esperado que lo hicieran. Los demás toman sus propias decisiones, incluso si no te gustan.

Esto debería ayudarte a aceptar (segundo consejo) que te estás sintiendo triste porque elegiste sentirte de ese modo. Con esto, estás listo para entender que puedes cambiar la forma en que te sientes otra vez.

Analiza por un minuto lo que te está haciendo sentir triste ahora. Piensa en si puedes cambiarlo o conversarlo; piensa en las formas en las que puedes lidiar con este asunto. ¿Ves? Ahora estás convirtiendo tu trsiteza en algo más positivo. Estás planeando una manera de lidiar con el problema en vez de simplemente aislarte con un sentimiento de tristeza. ¡Ésas sí que son buenas noticias! Sigue así.

Ahora, si ves que no eres capaz de resolver nada al respecto, entonces debes aceptar que esto es algo que no puedes cambiar y que necesitas prepararte para eventualmente pensar en otra cosa y salir de tu tristeza. El tercer consejo importante para vencer la tristeza es este: No necestas estar contento el ciento por ciento del tiempo. ¡Tienes derecho a sentirte triste! No hay necesidad de avergonzarse acerca de ello.

Disfruta de tu tristeza y úsala para renovarte un poco. Luego sigue con tu vida tan pronto estés listo para hacerlo.

solo no demores mucho. Hay gente a tu alrededor que está probablemente preocupándose por ti.


Conocimiento + Vos