La ignorancia te puede costar mucho

La pobreza y la gente con bajo nivel de educación es normalmente relacionada con un estereotipo que les muestra vistiendo andrajos y caminando con la mirada perdida por las calles. En algunos otros casos, se les muestra trabajando en oficios de bajo nivel como meseros en un restaurante o despachando gasolina en una estación. A la gente lista se le muestra ocupando hermosos escritorios en oficinas decoradas, trabajando con la última tecnología disponible para su industria, ganando todos los juegos en los que se metan y ganando mucho dinero.

Nada más lejos de la realidad.

La ignorancia puede estar en todos los niveles, con toda clase de personas. Te mueve a hacer cosas equivocadas para corregir tus problemas, tratar con asuntos o alcanzar tus metas, y muchas veces las consecuencias de hacerlo son peligrosas.

¿Un ejemplo? Jessica compró la última computadora disponible en el mercado para usarla en casa tipeando documentos, y navegando por la Internet. Pudo haber ahorrado alrededor de trescientos billetes si se hubiera detenido a averiguar qué necesitaba comprar. ¿Otro? Jacqueline compró medicamentos para su dolor de estómago y diarrea, cuando solamente tenía seis semanas de gestación.

¿Sabes leer entre líneas? Ignorar cosas puede hacer que hagas cosas que cuestan mucho dinero, tiempo e incluso arriesguen tu salud o seguridad. ¿Te gustaría evitar ser engañado y mejorar como persona lo más posible? (Que es lo que todo el mundo quiere para ser feliz). Hay solamente una manera de hacerlo: tratando de aprender cosas nuevas con frecuencia, siendo curioso, investigando, preguntando. No te quedes pensando que ya sabes todo lo que necesitas saber.

Si haces un esfuerzo, encontrarás que hay mejores formas de hacer incluso las cosas en las que eres un experto.


Conocimiento + Vos