Geografía y clima del Perú

Sí, todos hemos oído que el Perú es un lindo lugar... Machu Picchu, las llamas, los Incas, el río Amazonas... pero escribir acerca del Perú, su geografía y clima —créanme— no es fácil. Los libros dicen que Perú tiene ocho regiones naturales, 23 de los 29 micro-climas en el mundo, una enorme variedad de plantas y animales y fenómenos naturales como los que causa la corriente del Niño. Es más, su océano tiene aguas frías la mayor parte del tiempo y esto le trae al país una riqueza inusual a su industria pesquera. Lo creas o no, hay mucho para escribir y solo una página web para hacerlo. Bueno, ahí va.

El océano y la costa

Aunque el Perú tiene ocho regiones naturales identificadas, para ahorrarnos complicaciones, agruparé algunas de ellas y limitaré esta descripción a las tres principales: la costa, los Andes y la selva amazónica. La costa Peruana, para comenzar, es una delgada línea de desierto que se extiende de sur a norte, desde el Océano Pacífico a la cordillera de los Andes. Irónicamente, la costa sostiene las principales ciudades y actividades económicas del país desde hace décadas. ¿Cómo lo logran con tan poca agua? En el siguiente párrafo hablaré un poco de eso.

La costa en Perú tiene cincuenta y dos pequeñas interrupciones, cincuenta y dos valles que nacen de cincuenta y dos ríos que se escaparon de la cordillera de los Andes y vinieron a conocer el mar. La verdad es que los Andes evitan que las nubes de la selva amazónica alcancen la costa y traigan más lluvias. No obstante, las tierras que son regadas por estos ríos son muy fértiles, algo sorprendente para un lugar que casi es absolutamente desierto.

Pero esto no es todo sobre la costa peruana, en realidad. Las dos corrientes que influencian el Océano Pacífico cerca a las costas del Perú tienen una enorme influencia sobre el territorio. La corriente de Humboldt, que viene desde el sur, enfría las aguas y permite el crecimiento de un sinnúmero de peces que hacen al país importantísimo en cuanto a industria pesquera. La corriente del Niño viene desde el Ecuador, calienta las aguas y permite la presencia de otro tipo de peces en la zona de la costa norte. Y, como resultado, las aguas peruanas son excelentes para el crecimiento del plancton, una clase de alga que provee deliciosa comida a los peces del lugar. Solamente hay una cosa negativa acerca de esto: Algunos años, la corriente del Niño llega con más fuerza y calienta las aguas más de lo que debería. Esto ocasiona una serie de lluvias y otros desórdenes atmosféricos que reciben el nombre de Fenómeno del Niño. Perú y Ecuador son usualmente sus víctimas principales.

A decir verdad, hasta cabe preguntarse dónde estaría el Perú hoy si no se hubiera gastado tanto dinero y esfuerzo, Niño tras Niño, en reconstruir, como mínimo, la zona norte del país, incluyendo casas, caminos y, desde luego, puentes.

En fin, la buena noticia es que la combinación de corrientes también protege al Perú de ciclones, tornados y huracanes. Haz memoria y no recordarás ninguna noticia que diga lo contrario.

Los Andes en el Perú

La zona central del Perú, de sur a norte, está cubierta por la cordillera de los Andes. No son una simple cadena de montañas. Se subdividen en un primer conjunto de tres cadenas de montañas que convergen en un punto llamado Nudo de Vilcanota, en un segundo conjunto de tres cadenas de montañas que se reúnen de nuevo en el Nudo de Pasco y en una tercera cadena de montañas que inician ahí y se extienden hacia Colombia y el Ecuador.

Como podrás imaginar, el hecho de que existan tres cadenas de montañas aunado al hecho de que estas montañas tienen diferentes picos, presiones atmosféricas y condiciones de suelo explica por qué el Perú tiene ochenta por ciento de los micro-climas del mundo y, consecuentemente, un sinnúmero de especies viviendo en sus diferentes altitudes. El pico más alto del Perú es el Nevado Huascaran, a 6768 m.s.n.m.; pero los Andes tienen muchas otras hermosas lagunas, lagos, cañones valles y similares. Para cultivar estas tierras, desde tiempos Incas los peruanos han trabajado las laderas de las montañas y construido terrazas cultivables llamadas andenes para desarrollar sus cultivos. Y el hecho que el Perú sea la cuna de la patata (papa) demuestra que esta región no es simplemente una cadena de montañas.

Sobre el clima de los Andes, varía mucho de acuerdo a la altitud y latitud, mas hay un patrón que se repite año tras año y que tal vez sea el único que pueda señalar. Durante los meses de primavera y verano (noviembre a marzo) la evaporación de las aguas de la selva amazónica trae harta lluvia a esta zona del país. Durante el resto del año, hablamos de días calurosos y soleados, noches frías y cambios bruscos de temperatura entre ellos. No hay muchas lluvias durante estos meses, así que es buen momento para venir a visitar.

El bosque amazónico

El este del Perú es básicamente la cuenca del río Amazonas. Es un enrome bosque tropical con altos porcentajes de humedad y clima caluroso. La cuenca amazónica comienza en la zona oriental de los Andes peruanos, a unos 1500 m.s.n.m. y soporta una temperatura promedio de 35 °C, salvo por ciertas olas de frío que ocasionalmente llegan de los Andes bolivianos y causan problemas en la zona sur.

Interesante, ¿no?


Conocimiento + Naciones