¿Efectos del sexo en la publicidad?

Hace unos días, alguien me preguntó si tanta sensualidad y sexualidad en la publicidad tenía efectos verdaderos en las tendencias actuales. Parece que la respuesta es que sí. Aquí enumero algunos ejemplos de violencia sexual contra mujeres que están ocurriendo alrededor del mundo en una escala u otra. Aunque los nombres verdaderos han sido cambiados para proteger la privacía de las señoritas con quienes hablamos Heptagrama.com puede dar fe en cualquier momento de que estos testimonios son reales.

+ Carla, 24, fue a comprar un vestido en el centro comercial para una fiesta cóctel. La sesión de compras duró entre tres y cuatro horas, pero ella no compró nada al final. A pesar de que muchos vestidos le quedaban estupendamente, Carla no paraba de decir que estaba demasiado gorda para vestir "eso" y se fue a casa. Ya de regreso, pasó toda aquella tarde llorando su mala suerte.

+ Erika, 27, tomó un bus a casa cuando de pronto sintió un hombre empujar contra ella y frotar sus genital erecto contra la línea entre sus nalgas. Ella se quedó quieta. El miedo le paralizó. Nos dijo que dejó que este hombre se satisficiera hasta cansarse de ella, pagara su pasaje y se bajara del bus. Pero se sintió devastada más de una semana después de eso.

+ Eva, 32, quedó embarazada y compartió la noticia con su novio. Tenía 22. él, después de escucharle, le deseó buena suerte y se fue, dejándole en el medio del parque donde había sido aquella confesión. Eva nos contó que se volvió bailarina nudista y prostituta por su hijo y que ella ha sufrido tanto que ya no debe tener más lágrimas que derramar. Su hijo cumplirá 10 en unos meses. Es su único consuelo. Y Eva, aunque prostituta, no ha dejado de ser una mujer cálida que eligió un camino difícil para cumplir con las obligaciones que tiene para con su hijo.

+ Fiona, 16, estaba siendo sexualmente acosada por su profesor en la escuela. Ella le comentó a otro maestro en busca de consejo, y él la instó a quejarse de esto ante el director por sí misma, algo que ella nunca hizo. Dice que iban a acusarla de provocarle si lo delataba. Hoy, aunque Fiona se graduó en diciembre pasado, este maestro pervertido aún trabaja en esta escuela.

+ Lisset, 20, fue a una fiesta, pero se embriagó. Uno de los chicos en la fiesta aprovechó esto para 'cortejarla', manosearla y luego abusar de ella cuando él notó que estaba demasiado ebria para detenerlo. Ella no recordaba nada al siguiente día (amnesia disociativa) pero le dolía todo el cuerpo. Una semana después, retiró la denuncia de violación de la oficina del fiscal después de una rara "conversación" con este "amigo" y sus dos otros "amigos". Ella continúa diciendo que se sintió la culpable de esa situación.

+ María, 23, sabe que su hermoso cuerpo llama la mirada de los caballeros por dondequiera que vaya. Lo sabe bien y lo usa. Que no sorprenda verla con los regalos caros que obtiene de sus muchos amigos con dinero y buena posición en el trabajo. solo necesita tener sexo con ellos a cambio.

+ Sam, 19, estaba de pie, esperando el autobús cuando un hombre se paró a su lado y lujuriosamente comenzó a tocarle las nalgas y continuaba rumbo a sus genitales. Sam se dio media vuelta y dio al 'cariñoso' su cachetada más memorable. Él se fue, pero ella nos contó lo nerviosa que esto le dejó todo el día y cómo perdió concentración en el trabajo todo el resto de aquella semana.

+ Sandra, 19, fue a la casa de su novio a ver una película en la televisión, pero él literalmente la llevó a la cama y le hizo el amor. Ella nos dijo que lo vio demasiado excitado como para detenerlo y, además, como su novio se supone que tiene "algunos derechos". Aunque su agresividad definitivamente no fue romántica.

Los ejemplos de violencia sexual descritos ocurrieron entre marzo y noviembre del 2006. todos son casos reales. ¿Qué está motivando a los hombres a pensar en sexo con tanta ansia para motivarles a comportarse así contra las mujeres?

No es un secreto que los comunicadores sociales han utilizado tanto sensualidad como sexualidad para promover sus productos y trabajos (películas y programas de TV, por ejemplo) durante décadas. No es un secreto que su explicitad se ha incrementado con el tiempo también. Aunque no puede demostrarse científicamente, no podemos negar que hay una fuerte relación entre lo que se muestra en la publicidad y los medios y lo que la gente (especialmente los jóvenes) consideran normales en sus vidas.

¿Continuará esta situación? ¿Cuál será el siguiente nivel?


Conocimiento + Sociedad