La educación en la que creo

Cuando era niño, no tenía mucha opción de escoger. Mis padres eligieron lo que comía, lo que vestía y la escuela a la que fui. Esperaban que siguiera ciertas reglas, que me comportara de cierta —aceptable— manera día a día. En la escuela, esperaban que alcanzara ciertas notas aprobatorias; caso contrario, no se me iba a permitir continuar.

Puedo entender que fue necesario durante aquellos años. Después de todo, no solo necesitaba aprender las materias que me venían enseñando. También necesitaba aprender algunas reglas básicas de la interacción entre personas como el principio de autoridad y los patrones normales de conducta entre personas de una sociedad civilizada.

No obstante, hay un punto en el que creo que la educación falló entonces y sigue fallando ahora. Es la educación que recibimos a medida que crecemos. Los gobiernos, en su lucha por mantener un conjunto estandarizado de reglas para la educación formal de sus respectivas jurisdicciones (con la intención positiva de intentar asegurar una distribución similar de conocimientos a todas las personas, desde luego), usualmente olvida que todos somos diferentes y que necesitamos elegir nuestros propios caminos en la vida. La educación actual no nos recuerda que somos libres de decidir y —lo que es peor— no nos enseña a tomar decisiones. Día a día parece que cada vez son menos los padres que recuerdan que necesitan enseñar estas cosas a sus hijos también.

Como consecuencia, millones de jóvenes crecen con las mentalidades estandarizadas con las que fueron educados, sin —tal como parece— capacidad de cuestionar. Terminan la escuela para ir a la universidad. Terminan la universidad enamorados para conseguir empleo. Se casan para divorciarse unos cuantos años después, y para luego intentar rehacer su vida con alguien más en el futuro. Tienen relaciones sexuales e hijos... Bueno, creo que la idea está clara.

He escrito sobre nuestras estandarizadas vidas antes. Lo que me pregunto es: ¿con tantos síntomas de una falta de educación integral en nuestras sociedades modernas, por qué no hay cambios en la educación? Creo que es porque "nos la hemos creído" y porque nos faltan nuevos paradigmas.

La verdad es que las sociedades actuales intentan promover una educación que es "igual para todos" pero de la manera equivocada: En busca de proveernos a todos los mismos conocimientos básicos acerca de una serie de aspectos en la vida, nos restringen de desarrollar lo que realmente podemos llegar a convertirnos como seres humanos.

Necesitamos una educación diferente. Necesitamos una educación que nos ayude a descubrir nuestras capacidades y explorarlas; una educación que no nos fuerce a vivir un estilo de vida "correcto"; una educación que nos haga cultos y no meros "contenedores de datos"; y, muy principalmente, una educación que nos ayude a cuestionar y pensar por nosotros mismos (a pesar del hecho de que siempre podemos contratar a alguien más para que resuelva nuestros problemas, si así elegimos hacerlo).

Necesitamos una educación que nos ayude más allá de lo que es académico en la vida; una educación que nos ayude a convertirnos en seres humanos integrales.

Si no hacemos cambios pronto, nuestros hijos se graduarán sin saber cómo cocinar, por ejemplo, o cómo coser un botón. Lo que es peor, podríamos verles seguir instrucciones inútiles sin cuestionar, como cuando mi amigo Óscar fue invitado a dar una clase de mercadotecnia en la universidad y dijo:

"La mercadotecnia, señoras y señores, se realiza para ayudar a las empresas a perder dinero."

...Obteniendo como respuesta un grupo de 30 personas sentadas delante de él, anotando esa gran mentira como si fuera un dogma el cual seguir sin cuestionamientos.

No te preocupes, Óscar dio una charla de 40 minutos acerca de la importancia de cuestionar, de pensar por uno mismo y del verdadero propósito de la educación tras ver esto; pero no todos tienen la suerte que esos alumnos tuvieron. Necesitamos el cambio.


Arte y expresión + Opinión