¿Cómo funcionan los filtros de spam?

Todos sabemos que el spam (la publicidad electrónica no deseada) es un asunto molesto. Si eres un usuario de correo-e, te hace perder tiempo. Si eres el dueño de una web o el administrador de un servidor, te quita recursos del servidor de correo-e. Quienes tienen trabajos relacionados con la Internet saben que luchar contra el spam es como jugar al gato y al ratón entre quienes envían y reciben los mensajes, pero no siempre sabemos cómo es que esta guerra spam / anti-spam se desarrolla o funciona. Pensé que una corta explicación podría solucionarlo.

Luchar contra el spam es, en realidad, una técnica de filtrado de correo-e. Esto quiere decir que utiliza una tecnología similar a la que te permite organizar tus mensajes en carpetas automáticamente. Así como, por ejemplo, se puede crear un filtro dentro del cliente de correo-e (incluso el que funciona por Internet) y pedirle a la computadora que todos los correos-e que provengan, digamos, de tu red social favorita, los guarde en una carpeta llamada 'redes sociales'; el software anti-spam utiliza algoritmos y cálculos para tratar de filtrar los correos-e genuinos del spam, y poder así moverlos a una carpeta especial llamada "correo-e no deseado" o simplemente borrarlo, conforme a las instrucciones del usuario o el administrador del servidor.

Aunque el proceso de filtrado anti-spam no es solamente automático. También confía en el usuario. Todo usuario puede hacer una lista de las direcciones de correo-e a las que siempre se le permitirá enviarte mensajes, llamada un 'white-list' o lista blanca, y una lista de direcciones a las que siempre se les ha de bloquear, llamada una 'black-list' o lista negra. Además, cada vez que uno marca un mensaje entrante como spam o no spam, el computador analiza las características del mensaje marcado y "aprende" de él (figurativamente hablando) para usos futuros. Esto se lleva a cabo para ayudar a los filtros de spam a ser más precisos con tu cuenta.

¿Cómo puede calcularse si un correo-e es spam o no, y qué puede hacerse para evitar que un mensaje de correo-e normal sea catalogado como spam y sea filtrado a una carpeta de correo-e no deseado? Es una pregunta interesante, así que ofrezco unas pocas guías debajo:

+ Ante todo, echa una mirada rápida a cómo se ve el spam y evita estas incómodas prácticas. Las comunicaciones vía correo-e fueron hechas para ser personales, así que trata de mantener tu correo-e personal. Si necesitas enviar un mensaje a un grupo grande de personas, entonces trata de organizar una lista de correos para evitar problemas.

+ Luego, se honesto con tu correo-e. Usar un alias es aceptable, pero el intentar engañar a los computadores diciéndoles que envías un mensaje desde la cuenta A cuando en realidad estás enviándola de la cuenta Z podría hacerte ver como un spammer e invitar a los filtros a tratarte como tal.

+ Usa software de correo-e ordinario para enviar tus mensajes. Los procesadores de palabras (por ejemplo, Word) probablemente incluirán código innecesario en tus mensajes, haciendo que parezcan spam. Utiliza texto, simplemente; o, si realmente necesitas enviar correos-e en HTML, intenta mantener tu código dentro del estándar.

+ Evita los caracteres inneces@rios como est0s. Los spammers los usan mucho, así que evítalos.

+ Y, si administras tu propio dominio, configúralo de tal manera que declares tu SPF correctamente sin mantener un open-relay en el servidor. Además, usa confirmación de suscripción a la lista de correos para tus listas de mensajes.

Eso te mantendrá a salvo.


Computadores + En línea