Cinco cosas que no sabías que podías hacer con tu navegador de Internet

A veces la Internet puede ponerse incómoda. Las páginas no son muy fáciles de leer, los gráficos son demasiados, etc. Dale una mirada a estas cinco cosas que deberías saber sobre tu navegador de Internet.

+ Puedes cambiar el tamaño del texto. ¿El texto es muy pequeño para ti? En Opera, utiliza los signos + y – del teclado numérico para aumentar o reducir el tamaño del texto en una página; en Firefox, utiliza Control+ ó Control-; y en Internet Explorer, utiliza el menú Ver> Tamaño del texto. Si el tamaño del texto no cambia, es porque el diseñador escogió un tamaño de letra fijo para esa página. No es un error del navegador.

+ Puedes ver la ventanita que necesitabas. Los navegadores de Internet vienen ahora con un bloqueador de ventanas emergentes integrado que es relativamente efectivo. ¿Pero qué pasa si necesitas aquella ventanita? Simple: Revisa las opciones y permite las ventanas emergentes de esa página web. Luego recarga la página.

+ Recargar la página. Para recargar la página web que estás viendo, presiona el botón F5 (en Windows). Para recargar una página desde el servidor en vez de desde la copia que tienes grabada en tu computador, presiona Control+F5.

+ Puedes abrir aquel enlace en una nueva lengüeta. Esto es muy sencillo. Para abrir un enlace en una nueva lengüeta, o bien haz clic con el botón central del ratón o bien dale un clic, pero presionando Shift.

+ Puedes grabar los documentos .pdf antes de abrirlos en tu navegador. solo haz un clic derecho y escoge la opción 'guardar destino como...'. De esta manera, no necesitarás esperar a que abra el archivo completo para seguir navegando.


Conocimiento + Computadores