Fábulas

Esta página es parte del curso de cómo hacer una página web de Heptagrama.

El Zorro y el Cuervo, de Esopo

La zorra y el cuervo.

Un Zorro vio una vez a una Cuervo volar con un pedazo de queso en su pico y posarse sobre la rama de un árbol. "Eso es para mí, porque soy un Zorro", dijo el Master Reynard, y caminó hasta el pie del árbol. "Buenos días, Señora Cuervo," gritó. "¡Qué bien se ve usted hoy!: ¡qué brillo tienen sus plumas! ¡qué fulgor sus ojos! Estoy seguro de que su voz debe sobrepasar la de las demás aves, tal como lo hace su figura; permítame oír tan solo una canción suya y yo la saludaré como a la Reina de las Aves." La Cuervo alzó su cabeza y comenzó a cantar lo mejor que pudo, pero apenas abrió su boca, el pedazo de queso se cayó al suelo, solo para ser atrapado por el Maestro Zorro.

"Eso me basta," dijo él. "Era todo lo que quería. A cambio de su queso, le daré un consejo para el futuro." No confíe en los aduladores.