¿Por qué hay terremotos?

A pesar de que ni sismos ni terremotos han sido completamente entendidos todavía, el concepto básico es el siguiente: Vivimos en la corteza terrestre, sobre trozos sólidos de tierra (llamados placas tectónicas) que se mantienen así por un continuo proceso de enfriamiento. Bajo la corteza, la misma que tiene entre 10 y 50 km de profundidad, el planeta está compuesto de una mezcla líquida de minerales moviéndose a velocidades variables.

Es decir, flotamos sobre el núcleo del planeta.

Flotando sobre estas placas tectónicas, como estamos, y sin importar qué tan firmes encajen la una con la otra, esta superficie fría a la que llamamos tierra (y los científicos, corteza) se mueve. Y este movimiento de las placas a veces deja suficiente espacio para súbitos movimientos de tierra. Estos deslizamientos rápidos de tierra son los que ocasionan los terremotos.

Resumiendo, los sismos pueden ser causados por:

+ Erupciones volcánicas, que son movimientos rápidos de magma,
+ Deslizamientos causados por explosiones mineras o similares; o,
+ Choques entre las placas tectónicas, que son normalmente los más destructivos.


Continúa con ¿qué hacer en caso de terremoto?


Conocimiento + ¿Por qué?