¿Perder tu virginidad?

El sexo siempre ha sido un tema extraño. Parece que todos quieren hablar de él, parece que todos tienen preguntas, pero también parece que no hay demasiadas respuestas disponibles.

Además, al hablar de sexo, parece que todos tienen un punto de vista diferente. Tus padres harán hasta lo imposible para mantenerte virgen tanto tiempo como puedan (y esto incluye sobreprotegerte); los sacerdotes y otras personas religiosas relacionarán tu sexualidad con el rol que Dios te ha dado como una de sus criaturas; tanto urólogos como ginecólogos dirán que es una actividad normal entre hombre y mujer; y, para los sicólogos, tu sexualidad será una manera de desarrollar nuevas cosas y también de expresar otras. Esto, sin mencionar que tus amigos te dirán una infinidad de cosas, y que a tu cuerpo parece gustarle la idea de darte órdenes... y deseos.

Sí, sabemos que hablar de sexo puede ser muy confuso. Por eso, optamos por preguntar a muchas personas acerca del tema y darte un resumen de sus respuestas.

Hablemos de sexo

Una de las ideas más comunes acerca del sexo es que es un momento maravilloso, placentero y relajante entre un hombre y una mujer. La verdad es que sí, el sexo puede ser esas tres cosas y muchas más, sin embargo —y esto es muy importante— tener relaciones sexuales no significa que vas a sentir placer automáticamente. El sexo requiere mucha comunicación entre tú y tu pareja para convertirse en la linda experiencia de la que todos hablan. El sexo necesita muchísima confianza. A pesar de lo que puedas ver en el cine, el sexo sin amor, vínculos emocionales o conexión puede ser muy decepcionante y hacerte sentir muy vacío. Es más, puedes sentirte mal, sabiendo que acabas de hacer daño a otra persona.

¿Por qué? Porque a pesar de las apariencias (tus amigos diciéndote que el sexo es genial si te dejas llevar y vives el momento, por ejemplo), después de hacerlo puedes encontrarte a ti mismo desnudo en una cama, junto a alguien por quien tal vez no sientas nada... muy usado y muy estúpido. Es una sensación que experimentan tanto hombres como mujeres.

Cambiando de tema, ¿el sexo duele la primera vez? Básicamente, puede ser doloroso... para la mujer. Las chicas nacen con un himen, un pequeño tejido en la parte frontal de sus vaginas. La primera penetración romperá este himen o, en algunos casos lo expandirá (himen elástico). Esto puede ser un poco doloroso para ella. El un dolor parecido al de sentir un fuerte pellizcón allá abajo. Para los varones, el sexo normalmente no duele nada, pero hay ciertos casos de dolor también. Otra vez, la comunicación es muy importante.

¿Cuánto dura? Para aquéllos que han visto una película pornográfica, el sexo dura entre 30 y 40 minutos, ella disfruta cuando él eyacula en su rostro y gritará de placer si él penetra su ano en vez de su vulva. Estas tres ideas son absolutamente falsas. Aunque la mayoría de las personas no utilizan un cronómetro cuando están teniendo relaciones, el coito normal, dura entre 3 y 10 minutos. ¿Mientras más largo, mejor? mm... Por lo general, pero no necesariamente. Eso dependerá de los dos. De todas maneras, si deseas durar más tiempo, podrías conversar con un urólogo al respecto.

¿Variedad sexual? ¿Esposas? ¿Fudge? Tanto explorar posiciones como fantasías puede ser una simpática manera de divertirse juntos y pueden ser una parte normal de una relación sexual; no obstante, definitivamente no son las principales cosas en las que la gente piensa cuando está teniendo relaciones. Durante, tanto hombre como mujer se comprometen y entregan mutuamente para fortalecer el vínculo de amor entre ellos y (¿por qué no?) "pedir" un bebé deseado. La mayoría de los adolescentes no ven las cosas de esta manera cuando están pensando en tener relaciones sexuales. Es por esto que, como muchas personas nos comentaron, es más recomendable para los jóvenes esperar un poquito, para poder así tener relaciones de una manera más real con tu pareja.

Ahora hablemos de ti

Lo que mucha gente parece no discutir al hablar acerca de su vida sexual es cómo les afecta. Aquí tienes un resumen de las cosas más importantes que deberías tener en cuenta.

Tener relaciones sexuales te hace más consciente de tu cuerpo. Serás capaz de entender cuándo estás solo físicamente excitado y cuándo no, y puede que empieces a sentir el sexo como una necesidad, puesto que ya conoces la experiencia. Las personas vírgenes no tienen estas sensaciones, y, aunque pueden estar muy curiosos y sentirse muy excitados, por lo general llevan una vida más calmada.

El sexo puede convertirse en una adicción. Uno de los que nos contestó nos dijo que su hermosa relación con su novia se destruyó a causa del sexo. Cuando comenzó, continuó hasta un punto en el que su libido era tan fuerte que solamente se detenían cuando ella no estaba de ánimos a causa de su periodo. Pronto la relación se comenzó a deteriorar. No salían juntos, no hablaban acerca de demasiadas cosas. La relación terminó unos meses después, y no se volvieron a hablar el uno al otro.

El sexo también te dará un punto de comparación. Lo ideal es esto: No ser capaz de decir si tu pareja es buena o no en la cama, solamente disfrutarla. Desgraciadamente, las experiencias sexuales previas pueden hacerte mucho más objetivo que eso, y un sinnúmero de relaciones terminaron solo por esa mala conexión sexual. ¡Una mujer llegó a decir que el sexo podría pesar hasta en un 50% en su decisión de casarse o no! Hay muchas otras cosas que tener en cuenta para tomar tal decisión, ¿no crees? Y toda conexión sexual pobre puede corregirse si se conversa, así que no te preocupes.

El sexo te expondrá a muchas infecciones, enfermedades y a la paternidad no deseada. Sí, sabemos que ya sabes esto, por lo que solamente te daremos el recordatorio: El VIH no es detectable hasta siete o trece meses después de haberlo adquirido, muchas ETSs no tienen cura y tener un hijo es una enrome responsabilidad... también el sexo.

La principal: Tradicionalmente, el sexo ha sido reservado para el matrimonio porque se supone que hombre y mujer deben procrear hijos en el marco de una familia. Hay una razón adicional, sin embargo: Dentro del matrimonio, las personas se hacen una promesa de mutua asistencia, amor y cuidado que ayuda a entregarse totalmente en el momento de tener relaciones sexuales, algo que no ocurre con los solteros. Los solteros no pueden entregarse completamente. En realidad, no dejan de pensar en la posibilidad de un embarazo no deseado o acerca de qué pasaría si su actual relación termina... al día siguiente, la semana siguiente, el siguiente año o el siguiente mes. Por si fuera poco, podrías acostumbrarte a tener relaciones sexuales sin entregarte a ellas completamente. Y eso es triste.

Nuestro consejo

Teniendo en cuenta todo lo anterior, nuestro consejo es muy sencillo. Espera lo más posible antes de comenzar tu vida sexual. Pregúntate por qué quieres hacerlo, para comenzar: ¿porque quieres hacerlo? ¿porque sientes curiosidad? ¿porque llevas más de un año con esa persona y crees que tienes el derecho de tener relaciones con él o ella? ¿Por qué es? Aunque no lo creas, podrías estar a punto de iniciar tu vida sexual por las razones equivocadas.

Por último, habla con tus padres. Estos son tiempos modernos, no se van a sonrojar y luego salir corriendo. Pregúntales lo que quieras saber y dales tiempo para contestar. Podría ser chocante para ellos, pero son tus padres, así que nadie te dará mejores consejos. Si sus respuestas no te parecen satisfactorias, intenta aquí.

"Yo tuve relaciones con mi esposo antes de casarnos y fue muy bueno. Pero después de casarnos, se puso tan mejor. Nada más excitante que sentir ese lazo espiritual, emocional y físico... es la cereza del helado."

Tú tomarás la decisión final.


Conocimiento + Sociedad + Relaciones